Calendario Eventos

miércoles, 20 de octubre de 2010

ANALISIS DE DILEMAS MORALES Y TIPOS DE PERSONAS MORALES

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL ANALISIS DE DILEMAS MORALES

Para juzgar el valor moral de una acción hay que tener encuenta los siguientes factores:


  • Los actos y las consecuencias: hay voluntariedad o no en la acción del individuo y si existió una valoración conciente de la consecuencias que produciría su acción. También si tendrá alguna repercusión en otros individuos o circunstancias.

  • Las intenciones con que se realiza una acción: hay que enjuiciar un hecho teniendo en cuenta la buena o mala voluntad con que se lleva a cabo las acciones.

  • .
  • Los motivos o fines que conducen a un individuo a ejecutar un acto concreto.

Estos tres factores resultan imprescindibles para medir la calidad moral de una conducta subjetiva. siempre teniendo en cuenta que, a veces, los objetivos, intenciones o actos que muestra un sujeto, pueden ser engañosos o estar encubriendo malas intenciones.


Fuente: VV.AA.:Ética





ACTIVIDAD: CLASIFICACIÓN TIPOS DE PERSONAS MORALES Y ANALISIS DE DILEMAS MORALES.


Introducción:

Sólo los humanos somos capaces de escoger nuestra acción. Por acción no entendemos todo aquello que hacemos (hacer la digestión, respirar o caer enfermo no son acciones), sino aquella actividad que hacemos de una forma consciente y voluntaria. Desde esta determinada perspectiva, los animales no realizan acciones; su conducta no es consciente ni voluntaria, sino genéticamente determinada. Ciertamente, los humanos estamos genéticamente condicionados, pero hemos llegado, en nuestro proceso evolutivo, a ser capaces de interponer el pensamiento entre el estímulo y la respuesta.

La conducta animal tiende a ser programada, automática: el estímulo y la propia biología determinan unívocamente y sin error la respuesta.
La conducta humana a menudo es parecida a la conducta animal, pero el ser humano —un organismo bastante más complejo— necesita hacerse cargo de la situación y escoger una de les diferentes posibilidades. Con su libertad y responsabilidad, le es preciso decidir y justificar su acción.

En las acciones humanas confluyen elementos como motivos, intenciones y fines, resultados y consecuencias; todos queremos que nuestras acciones tengan sentido y que éste sea comprensible por quienes nos rodean. Por todo eso, nos es preciso justificar o «hacer justa» nuestra elección. Por otra parte, los humanos podemos cerrar los ojos a esta necesidad de nuestra especie y vivir de una forma típicamente animal, sólo nos es preciso «pasar» de justificar las acciones todo olvidando la propia racionalidad .



Tipos de personas

Según como asumamos nuestra posibilidad de escoger y justificar nuestras acciones podemos hablar de diferentes tipos de personas.

Personas morales. Personas que se plantean problemas morales, que quieren justificar su comportamiento, razonando su decisión y actuación.

Personas inmorales. Personas que reconociendo las normas y los valores de su sociedad, los infringen y viven de espaldas a ellos, poniendo el propio interés por delante de todo. Sólo respetan las normas si de eso se desprende un beneficio. Para los inmorales es imprescindible que los además sí respeten las normas, del contrario tendrían que replantear su actuación.

Personas amorales. Personas que no aceptan la necesidad de justificar su comportamiento, indiferentes a cualquier cuestión moral e incapaces de preocupación moral por las otras. Todo vale mientras se obtengan buenos resultados, especialmente, resultados económicos. Parece imposible que un ser racional pueda ser amoral: todos tenemos la necesidad de elegir y justificar lo que hacemos, no podemos actuar siempre automáticamente.

Personas desmoralizadas. Personas que habían aprendido y asumido pautas morales pero que ahora, por factores como falta de coraje o de resistencia, por desorientación en un mundo cambiante o por simple contagio social, se han devaluado o soterrado sus exigencias. Se ha difuminado el norte que antes guiaba sus vidas.
¿Con cuál de estos tipos de persona querríamos ser identificados? Quizás sea el momento de hacernos otra pregunta: "¿por qué hemos de ser morales si no serlo parece ser que puede comportar ventajas?" Es la misma pregunta que de una forma más concreta ya se formulaba el pequeño Wittgenstein: "¿por qué tendría que decir la verdad si me puede ser beneficioso decir una mentira?" Es una cuestión que todos los filósofos se han planteado.






Actividad nº 1



  • Tarea:
    • En parejas, consultarán cada una de las fuentes, en el orden en que aparecen citadas, para obtener la siguiente información:
    a) Clasificar, según el tipo de persona que corresponda, cada uno(a) de los(as) protagonistas de la noticia en cuestión.
    b) Fundamentar tu respuesta.

    Proceso:
    • Las repuestas deben ir en formato ppt.
    • Cada repuesta debe tener el encabezado de la noticia a la que corresponde.
    • Deben aparecer según orden dado.

    Recursos:
    1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11- 12



    Actividad nº 2


    Tarea:
    • En grupos de 3 personas, consultarán cada una de las fuentes, en el orden en que aparecen citadas, para obtener la siguiente información:
    a) Tomar la decisión según criterios propios.
    b) Analizar los dilemas morales asignados en los enlaces, a partir de los tres factores dados en clases.
    c) Crea un ejemplo de una acción donde las intenciones morales sean buenas y en donde las concecuencias de la misma terminen siendo malas. Y reponde las siguientes preguntas:



    • ¿Crees que sería responsable moral el sujeto que ha llevado a cabo la acción? ¿Por qué sí o por qué no?

    • Desde un punto de vista moral, ¿qué significa encubrir las malas intenciones?

    • Proceso:
      • El desarrollo de las repuestas deben ir en formato ppt.
      • Cada repuesta debe tener el encabezado de la noticia a la que corresponde.
      • Deben aparecer según orden dado.

    •La calificación de este taller tiene el valor de c1.
    •Autovaloración del trabajo personal y evaluación del grupo.

    •Autovaloración del trabajo personal y evaluación del grupo.
    Recursos:



    "Figúrate que estás enamorado/a profundamente de una persona. Un día descubres que consume cocaína de forma habitual. Intentas hablar con ella y convencerla de que lo deje. Pero no te hace caso; es más, te dice que no lo dejará nunca y que tú debes respetar su decisión porque es un ser libre que sabe lo que hace. Tú le dices que no quieres convivir con un drogadicto, porque tarde o temprano la droga pasa factura, y tú no estás dispuesto/a a aguantar todo lo que vendrá después. Decides plantearle un ultimátum: o la cocaína o tú. Por supuesto, le ofreces tu ayuda para salir de su adicción y le concedes un plazo para tomar la decisión. Cumplido el tiempo, esa persona continúa tomando cocaína.
    ¿Qué harías tú? ¿Abandonarla definitivamente? ¿Ceder ante el amor y justificarte a ti mismo/a, diciéndote que son más importantes los sentimientos? ¿Continuar la relación pensado que con el tiempo y tu ayuda esa persona podrá ir eliminando su adicción?"



    Fuente:http://gomezramos.blogspot.com/2010/01/decimos-que-una-persona-es-adicta-al.html

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada